Ciudades resilientes: políticas locales de lucha contra el cambio climático

El cambio climático, y las consecuencias que de él se derivan, son una importante preocupación en todo el planeta, por lo que cada día son más las entidades públicas y privadas que, sin estar obligadas a ello, promueven la sostenibilidad a través de compromisos voluntarios de reducción de emisiones, o acciones que permitan reducir su vulnerabilidad frente a los impactos del cambio climático.

El profundo conocimiento y extensa experiencia de Grupo INCLAM, en este sector, le ha habilitado para participar en la elaboración del Sexto informe sobre políticas locales de lucha contra el cambio climático, liderado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). En este estudio se analizarán los datos e iniciativas de los Gobiernos Locales pertenecientes a las Red Española de Ciudades por el Clima (RECC) con más de 100.000 habitantes, así como Diputaciones Provinciales y Consejos Insulares, que quieran participar voluntariamente. Asimismo, se tratará de obtener todos los datos necesarios para el cálculo del indicador común europeo de contribución local al cambio climático global.

 

El informe final que presentará INCLAM, persigue alcanzar los siguientes objetivos:

  • Promover el desarrollo de políticas respetuosas con el medio ambiente en las entidades locales españolas.
  • Ampliar y actualizar el conocimiento sobre el estado de las políticas locales dirigidas a hacer frente al cambio climático, en la RECC y fuera de su ámbito.
  • Conocer los avances en el cumplimiento de los requisitos de incorporación a la RECC desde la elaboración del Primer Informe.
  • Identificar y evaluar las medidas que están en desarrollo, y su grado de implementación, en relación a los campos de la energía, la movilidad, los residuos, el urbanismo, sumideros de carbonos, medidas de adaptación al cambio climático, agua, contratación pública, etc.
  • Realización de un inventario de emisiones de los Gobiernos Locales de la RECC.

Como novedad, y a diferencia de informes anteriores, se incluirá información y casos prácticos sobre las opciones relativas a las soluciones basadas en la naturaleza (SbN), a escala local, para combatir los efectos del cambio climático, junto a co-beneficios de elevado interés ecológico y social.

Las soluciones basadas en la naturaleza (SbN) están diseñadas para hacer frente a los grandes retos actuales como la seguridad alimentaria, el cambio climático, el riesgo de desastres y el desarrollo social y económico. Sin embargo, no son muy conocidas por la sociedad, lo que, en ocasiones, complica su desarrollo e implantación. En una sociedad cada vez más urbana, este tipo de medidas son herramientas útiles, económicas y con valor añadido en ahorro de costes y generación de empleo local. Además, ayudan a desarrollar nuestras ciudades con un enfoque sostenible para ser resilientes, saludables y en definitiva habitables y vivas.

Un ejemplo práctico de este tipo de medidas es, por ejemplo, la renaturalización de los ríos, que no sólo es una medida eficaz de protección frente a las inundaciones, sino que potencia la lucha y adaptación frente al cambio climático y favorece la biodiversidad urbana.

Otro ejemplo, fuera del ámbito nacional, es el proyecto de las ‘Sponge-cities’ (Ciudades esponjas) destinado a mejorar la resiliencia de las ciudades chinas frente a las catástrofes climáticas, mediante la creación de nuevas áreas verdes, techos vegetales, revestimientos absorbentes para los suelos o bien nuevas zonas húmedas. Además de aumentar la resiliencia de esas ciudades hacia las inundaciones, este programa también pretende mejorar el abastecimiento de agua de la población local por medio del reciclaje de aguas retenidas. Por ejemplo, en Shenzhen, una de las ciudades que integran el programa, la creación de jardines en terrazas ha permitido que las aguas residuales disminuyan en un 65%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *