Próximo objetivo: Reactivación del comercio en Guasaule, Nicaragua

El Grupo INCLAM ha visto reforzada su cartera de proyectos en el Mercado de Centro América con la firma el pasado mes de abril de un nuevo contrato en Nicaragua: diseño más construcción de módulos en las instalaciones fronterizas el Guasaule.

Se trata de un proyecto con un monto de C$33.229.329,48, unos 963.000 USD, cuyo organismo contratante es el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua.

El proyecto tiene como objetivo principal la construcción de un mercado (Tiangué) de nueva planta en el que se reubicará a un centenar de trabajadores autónomos (113)  que no podrán continuar desarrollando su actividad comercial en el Puesto Fronterizo Guasaule (en la frontera de Nicaragua con Honduras), como consecuencia del Plan de Modernización Fronteriza firmado entre el Gobierno de Nicaragua y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2015, que limita el número de trabajadores por cuenta propia (TPCP) en los Puestos Fronterizos de Nicaragua con sus países vecinos Honduras y Costa Rica.

El proyecto nace con la premisa, desde el punto de vista de su infraestructura, de contribuir a mejorar los ingresos, la seguridad física y la capacidad productiva de los TPCP desplazados. Además, el proyecto cuenta con una importante componente social: Forma parte del alcance del proyecto ejecutar un programa de capacitación a los TPCP en temas de manipulación de alimentos; manejo de desechos y basura; preservación del patrimonio cultural; atención al cliente y capacitación en programas de microcréditos asociativos.

 

Plano de situación.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de diseño, y está siendo desarrollando por el equipo de Arquitectura y Edificación de INCLAM en España junto con el personal de la sucursal en Nicaragua y el personal técnico especializado con el que cuenta el Grupo en Nicaragua. Está previsto que las obras comiencen a mediados de este mes de julio y que tengan una duración aproximada de 6 meses.

El Tiangué se ubicará en una parcela situada a tan sólo 250 metros del Puesto Fronterizo.

El terreno donde se localiza la parcela presenta una pendiente que desciende un 3% en sentido sur-oeste, por lo que requerirá de trabajos de movimiento de tierras, nivelación, conformación de taludes y la creación de una rampa de acceso desde la carretera Nicaragua – Honduras hasta la plataforma donde se asentará el edificio que salvará 3,5 metros de desnivel aproximadamente. Está prevista también la compactación y mejora del terreno para adecuar el firme a un alto tránsito de vehículos.

Modelo 3D - Vista de la fachada frontal del edificio desde la rampa de acceso.

La parcela contará con una superficie total de 4.000 m2, de los cuales 2.800 m2 serán exteriores y se destinarán a viales y andenes principalmente. El nuevo edificio aspira a convertirse en una parada obligada para los turistas que se dirijan de Nicaragua a Honduras y viceversa, es por ello que el establecimiento contará con 5 plazas para autobuses nacionales, 10 plazas para minibuses, 10 plazas para taxis, y 10 plazas para mototaxis. Está previsto que el edificio, una vez en funcionamiento, tenga un flujo de aproximadamente 500.000 personas al año, con vistas a que esta cifra se vea incrementada en un 3 – 4 % anualmente.

Modelo 3D del proyecto – Vista lateral del edificio con el andén para autobuses nacionales en primer plano.

Como elemento arquitectónico destacado, el edificio contará con una cubierta de 1.100 m2 realizada completamente en estructura metálica, bajo la cual se ubicarán tres espacios diferenciados: un patio central como área de ocio y esparcimiento; un edificio de servicios y los puestos para trabajadores autónomos. El edificio de servicios contará con una oficina para el administrador con secretaría; aseos femenino y masculino y un cuarto de instalaciones. Cabe destacar que la cubierta en la zona del patio central se resolverá en doble altura por dos razones principales: para poner en valor el espacio de ocio y esparcimiento, y para mejorar sustancialmente la ventilación y la iluminación natural del edificio.

Modelo 3D - Vista del patio central.

El edificio de servicios se realizará en mampostería de bloque de hormigón, mientras que para los puestos de trabajadores autónomos se tiene previsto emplear predominantemente fábrica de ladrillo, disponiendo todos los espacios interiores de falso techo de cartón yeso.

Los módulos para trabajadores autónomos se articularán en torno al patio central.

En dichos módulos los trabajadores reubicados podrán retomar el desarrollo de sus distintas actividades comerciales: recarga y reparación de telefonía móvil; venta de ropa, bisutería y complementos; cambio de divisas; venta de billetes de autobús; venta de seguros; servicio de fotocopias y venta de bebidas y comida. La mayoría de puestos serán individuales, pero está prevista la agrupación de algunos de ellos para crear algunos espacios más grandes que doten al conjunto de mayor flexibilidad. Los puestos incorporarán persianas metálicas enrollables para dejar convenientemente cerrados dichos espacios cuando los trabajadores abandonen el recinto.

Desde el punto de vista del abastecimiento de agua potable, está previsto que el edificio se abastezca tanto desde la intermitente red municipal como, principalmente, mediante un pozo y un sistema de tratamiento complementario. De acuerdo el estudio geofísico realizado, el pozo deberá tener una profundidad de perforación de 90 metros y un diámetro de excavación de 30,5 cm para encamisar una tubería de 20,5 cm de diámetro, lo que permitirá obtener un caudal de explotación de 190 litros por minuto. La demanda de agua total del edificio se estima en 15.000 litros/día.

El edificio contará asimismo con un cuarto eléctrico donde ubicar un transformador eléctrico; un cuarto de residuos y una fosa séptica. Dichos elementos se dimensionarán convenientemente de acuerdo a las necesidades detectadas en el edificio y una vez conocidas las conclusiones de todos los estudios de ingeniería que se vienen realizando en la fase de diseño.

Estamos, pues, ante un proyecto con una gran relevancia institucional en Nicaragua, con una componente técnica y social que se adaptan a la perfección a la filosofía y al buen hacer de nuestro Grupo, que esperemos logre satisfacer tanto la confianza depositada en nuestro Grupo por las instituciones participantes, como las expectativas por parte de la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *