INCLAM continúa con la tradición y lucha contra el cambio climático

Como todos los años, Grupo INCLAM, continúa con su lucha contra el cambio climático, haciendo lo que está en su mano para mejorar las condiciones e intentar frenar el aumento de la temperatura que nos afectará a todos de maneras que ni imaginamos. Esta lucha comienza con una acción relativamente sencilla, al alcance de todos, y que supone un primer paso en esta lucha: el cálculo de la huella de carbono anual.

Desde el inicio de nuestra actividad, el Grupo INCLAM siempre ha tenido la visión de generar valor más allá de lo económico y por ello cuenta con sólido compromiso con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. La estrategia del Grupo para combatir el cambio climático se basa en 4 pilares: calcular, reducir, compensar y reforestar.

Este año, a pesar de la situación complicada de la pandemia por la COVID-19, INCLAM ha continuado con sus objetivos, añadiendo un año más, y con este especialmente, ya que representa el 10º aniversario del primer cálculo de la huella.

 

INCLAM es un grupo empresarial que desde 2009 es carbono neutral, y en España registra y compensa su huella de carbono oficialmente en el MITECO (RD 163/2014) desde el año 2013, habiendo obtenido desde entonces los distintivos “Calculo” y “Compenso”.

Uno de los objetivos del Grupo es la compensación y reducción de la huella de carbono, ambos considerados los pasos inmediatos al cálculo, ya que éste en sí mismo no serviría para nada. Actualmente, tanto el sello “Compenso” como el sello “Reduzco” se encuentran en proceso de solicitud a la espera de una respuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Oficina Española de Cambio Climático.

Este distintivo da continuidad al compromiso ambiental de la compañía y el esfuerzo de todo el equipo humano que forma parte del Grupo INCLAM, que son quienes han hecho posible alcanzar las metas trazadas. Asimismo, desde el 2018, el Grupo ratificó públicamente el compromiso para continuar implantando las mejores prácticas empresariales en materia de desarrollo y sostenibilidad a nivel global adhiriéndose al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Con este hito también se reforzó estratégicamente el propósito de INCLAM de luchar por un futuro mejor mediante la mitigación del cambio climático y la reducción de la huella de carbono. Por ende, este realzamiento de prioridades ambientales se alinean con la Agenda 2030 contribuyendo, de manera directa, al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) nº 13: Acción por el clima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *